2012 After winter comes spring

Proyecto 4 paredes. CAB de Burgos.

Foto-1

Foto-2 Foto-3

400 x 375 cm aprox. Vinilo autoadhesivo, pvc y fluorescentes. CAB de Burgos“After winter comes spring” 2012

Proyecto “4 Paredes”. CAB, Burgos

La reinterpretación de la pintura como materia artística fundamenta el estímulo creador de Arancha Goyeneche (Santander, 1967), licenciada en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco y autora de una obra que se centra en el análisis e investigación en torno a los parámetros y cualidades específicos de la práctica pictórica. Por ello utiliza materiales tradicionalmente ajenos a esta disciplina, sobre todo aquellos provenientes del mundo industrial, como vinilo adhesivo, pvc, fotografía o fluorescentes, entre otros. Estudiosa del concepto y la práctica pictórica fuera de sus soportes tradicionales, el impulso de su trabajo radica en un sentimiento íntimo del paisaje, recreando el color y ritmo de la naturaleza mediante sucesivas capas de vinilos autoadhesivos colocados sobre recortes fotográficos hasta conseguir evocar una impresión sugestiva, plena de relieve y movimiento.

Goyeneche se cuestiona el soporte pictórico y rompe con la plenitud de la superficie del cuadro, mediante un mestizaje de medios y técnicas al que incorpora el uso de nuevas tecnologías; pero en todo su trabajo late una defensa íntima de la pintura, una dualidad entre tradición y modernidad que respeta en lo fundamental los postulados clásicos de la creación artística. Así, mantiene viva la búsqueda de los valores de la pintura tradicional de perspectiva, color, veladura, luz, volumen e ilusión de movimiento: el modo en que construye sus obras es equiparable al método de los pintores clásicos, mediante la superposición sucesiva de capas de color, trazos de pincel que, en su caso, están hechos de fragmentos de vinilo.

En este territorio fronterizo, esa experimentación de nuevas formas de expresión, la artista cántabra también se atiene en lo semántico a formulaciones clásicas: todo su trabajo está traspasado por la inspiración paisajística, por una intervención de la naturaleza basada en la abstracción y que remueve en el terreno de las sensaciones y la emoción, hasta construir una vitalista reinterpretación de la realidad llena de evocaciones y abierta a la interpretación del espectador.

Goyeneche ha aceptado el reto de enfrentarse a las 4 Paredes del CAB, que acoge con entusiasmo la original propuesta de una artista delicada y sutil que ha sustituido el pincel por el cúter y ha escogido para su paleta, en lugar de los pigmentos tradicionales, plásticos adhesivos, fluorescentes y otros materiales que le sirven para profundizar en su afirmación de la vigencia de la pintura como vía creativa en el mundo contemporáneo.